• La reforma a Carrera Magisterial que se acaba de anunciar es un importante paso para apoyar el desempeño de los maestros y sus alumnos.


  • Dar al aprovechamiento de los alumnos el peso central (50%) en la ponderación del puntaje de Carrera Magisterial es un acierto.



  • Para que esta reforma tenga el impacto deseado en la calidad educativa, es necesario contar con un modelo de desarrollo docente integral que debe conformarse a la brevedad.



  • Esta reforma, a la que han contribuido las exigencias y propuestas de la sociedad civil organizada, sólo debe verse como el inicio de una transformación profunda de nuestro sistema escolar para alcanzar la calidad educativa como derecho de todo mexicano.



México, D.F. a 25 de mayo de 2011.- Las evaluaciones nacionales e internacionales han puesto de manifiesto la urgente necesidad de avanzar en la consolidación de reformas a favor de la calidad de la educación en nuestro país.

Con la firma del acuerdo para la reforma del Programa Nacional de Carrera Magisterial se avanza hacia un modelo de estímulos basado sistemáticamente en los resultados que obtenga el maestro con su grupo. Dar al factor de aprovechamiento de los alumnos el peso central en la ponderación del puntaje (50%), así como establecer la movilidad en los niveles, son decisiones que renuevan positivamente la finalidad de reconocer el mérito de cada maestro y dignificarlo como profesional de la educación.

Reconociendo el esfuerzo hecho en esta reformulación de Carrera Magisterial, este primer paso debe continuarse con otras reformas también urgentes en el sistema educativo, que vayan conformando un modelo de desarrollo docente integral:

  • Construir el Padrón Nacional de Maestros confiable, que permita identificar las necesidades de los maestros y directivos, y reconocer en plenitud sus logros.


  • Establecer ajustes necesarios a la Ley General de Educación para darle certeza jurídica a la educación de calidad, la evaluación docente y el concurso de plazas de docentes, directores y supervisores.


  • Formalizar la certificación universal, obligatoria y periódica de los maestros, conducida por un órgano independiente de evaluación.


  • Constituir esa institución evaluadora de docentes, con órgano de gobierno ciudadano e imparcial, con demostrada capacidad técnica para conducir las evaluaciones con estándares públicos conocidos por los maestros y la sociedad extensa.


  • Emplear con sentido educativo los resultados de la prueba ENLACE, identificando el avance de cada niño y cada grupo, asegurando que el trabajo de aula sea el proceso central, y se vaya reflejando el progreso a los niveles de logro más altos.



Como presidente de la Asociación Bajacaliforniana de Tic en Educación nos complace conocer de este primer paso que dan el Gobierno Federal y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en la reforma de  Carrera Magisterial, así como todas las medidas que fortalezcan la formación y desempeño docente. Toda mejora de la evaluación de los maestros que los acerque más al desempeño de sus alumnos, seguramente nos permitirá avanzar hacia una auténtica transformación educativa.

Emplazamos a las autoridades de la SEP y de cada entidad para comprometerse seriamente en una implementación y ejecución que haga honor a la expectativa positiva que esta reforma despierta en los ciudadanos. Desde la sociedad civil continuaremos impulsando y saludando todo acuerdo y acción que favorezca al derecho de los niños, niñas y jóvenes mexicanos a una educación de calidad, y estaremos atentos a monitorear que el acuerdo se cumpla a cabalidad y rinda los frutos que de él se esperan.

Anuncios