Las campañas presidenciales en México, están siendo un buen referente del rol que las redes sociales juegan entre los seguidores de uno y otro de los candidatos.

Amparados en la libertad de expresión y escudados en el anonimato, es cosa común ver insultos, agresiones, difamaciones, descalificaciones hacia uno y otro candidato en particular. Sobresalen los insultos a todo aquel cibernauta que exprese una opinión favorable al candidato que va arriba en las encuestas.

A los lideres de opinión política, periodistas reconocidos por su trayectoria, un día si y otro también les “llueve” durisimo, llegando al insulto y groserías personales, cuando expresan sus comentarios políticos.

Cada uno de los candidatos, tiene grupos pagados de Twitteros que se lanzan a la agresión masiva sobre los que manifiestan opiniones razonadas sobre los hechos y acciones que cada uno de los candidatos realizan cotidianamente.

Manifestaciones en twitter como las que muestro:

Anonymous publicó las instrucciones que se le dan a los ectivistas para hacer Trending Topics a favor de #EPN – http://ow.ly/aYFCA

Juan Manuel Garza ‏@PrimoGarza
Quieres que “siga la paz” pinche simia @JosefinaVM y los 68 muertos de Cadereyta son pendejos o que? #NoTienesMadre y el Gob Federal?

Anonymous Hispano ‏@anonopshispano
Los tuiteros a sueldo amenazando a estudiantes de la Ibero por golpear a su señor #EPN http://twitpic.com/9kr9jm #MarchaAntiEPN

Enrique Vargas ‏@Urbanofago
Los bots del PRI ya subieron a TT #JosefinaNadietequiere y piensan subir #AMLOSiembraOdioCuando

El número de usuarios en Twitter aumenta exponencialmente en México. Según datos de la Asociación Mexicana de Internet, ya son 40 millones de Mexicanos que acceden a Internet y de este número, un porcentaje importante lo hace desde sus smartphones. El comportamiento de los ciudadanos, candidatos y analistas políticos bien merece una investigación y con ello estar en posibilidades de determinar cuales serían las estrategias para formar ciudadanos digitales críticamente responsables. Las manifestaciones callejeras violentas que vimos en medio oriente iniciaron primero en las redes sociales. Aún cuando son dos contextos muy diferentes, no debemos perder de vista que “el pueblo esta hablando por las redes sociales”. La intolerancia, el insulto y el desprecio no son conductas que deben permear entre los jovenes usuarios de la red. Aún estamos a tiempo de hacer algo.

Julio Aviles R.

Presidente de ABTE