Educación patito

Deja un comentario

Mientras vemos como otros países avanzan en competitividad, empleo y educación, en México nos esforzamos en seguir rezagados en estos y muchos otros temas más.

En el inicio del ciclo escolar, la Secretaría de Educación Pública confirmó lo que hace algunos meses había declarado: ya no habrá reprobados en educación básica. Con un argumento blandengue que ha despertado polémica, la SEP deja atrás la tradicional boleta de calificaciones y da paso a la cartilla de educación básica, con el fin de evitar que haya deserción escolar (eso dicen).

En apego a la Reforma Integral de la Educación Básica, les falto aclarar que bajo el nuevo modelo educativo, lo que se supone van a evaluar es el nivel de competencia logrado (saber, saber hacer, saber ser). La evaluación deberá entonces reflejar esos niveles de competencia: Muy competente, medianamente competente, competente, no competente.

Con esta medida, no sólo se deja de reconocer y de premiar al buen estudiante, al que aspiraba al 10 en su boleta, sino que se abre la puerta para que se multiplique la mediocridad.

Mucho tendrá que explicar el Secretario José Angel Córdoba al Congreso de la Unión sobre el por qué deja de lado la calificación numérica para dar paso al término “promovido” y sobre todo por qué razón dejan en los padres de familia una decisión tan importante como lo es la de promover o no al alumno, la cual solo compete a los responsables del proceso de enseñanza y aprendizaje: Los maestros.

Y no estaría de más el que se pronunciarán también sobre el tema quienes encabezan las asociaciones de padres de familia de las escuelas públicas y privadas.
¿Sabían ellos de este cambio? ¿Se les consultó sobre el tema? ¿Avalan ellos el nuevo sistema de calificación?

Es una verdadera lástima que en un mundo cada vez más competitivo y exigente, en el cual tendríamos que estar preparando a los niños y jóvenes con la misma exigencia que lo hacen los países que quieren salir adelante, ahora nos da por evitar “presionar en su estima” a los estudiantes y debilitar aún más el sistema educativo. Así, para no herir al mal estudiante en su autoestima, se opta por matar las aspiraciones de los buenos estudiantes.

Ante tal anuncio, parece ser que no solo se acepta la baja calidad educativa, sino que de plano se tira la toalla en el tema, porque no creo que piensen que tal decisión ayudará a los alumnos a mejorar en su aprendizaje. En lugar de querer escalar mejores posiciones en las evaluaciones educativas internacionales, ahora “todos los alumnos tienden a ser iguales”, claro, iguales de mediocres.

Si algo hemos perdido son valores y muchos de ellos se enseñan en la escuela. Ahora en lugar de fomentar en los niños y jóvenes la sana competencia y la responsabilidad de obtener buenas calificaciones en sus estudios, se optó por el camino fácil. A ver si no se les ocurre también salir con que la asistencia a clases no es obligatoria, al fin que ya no se tendrá la obligación de reflejar los conocimientos adquiridos en un examen que compruebe si eres apto o no para pasar al siguiente grado.

O mejor aún, darles la dirección de las imprentas que operan en la Plaza de Santo Domingo y que al momento les imprimen, sin requisito alguno, el título de lo que quieran. Por cierto, como todos queremos que México progrese, sería bueno que éstas empezaran a imprimir no solo títulos de licenciatura sino también grados de maestría y doctorado.

Pobres chicos cuando tengan que salir del mundo artificial de la escuela y enfrentar la dura realidad de la competencia global. Pobres de quienes vayan a ser atendidos en el futuro por los médicos, ingenieros, etc. producto de este sistema educativo.

Tomado del Universal
27 Agosto 2012

“La Educación Prohibida”

Deja un comentario

La escuela ha cumplido ya más de 200 años de existencia y es aun considerada la principal forma de acceso a la educación. Hoy en día, la escuela y la educación son conceptos ampliamente discutidos en foros académicos, políticas públicas, instituciones educativas, medios de comunicación y espacios de la sociedad civil.Desde su origen, la institución escolar ha estado caracterizada por estructuras y prácticas que hoy se consideran mayormente obsoletas y anacrónicas. Decimos que no acompañan las necesidades del Siglo XXI. Su principal falencia se encuentra en un diseño que no considera la naturaleza del aprendizaje, la libertad de elección o la importancia que tienen el amor y los vínculos humanos en el desarrollo individual y colectivo.

A partir de estas reflexiones críticas han surgido, a lo largo de los años, propuestas y prácticas que pensaron y piensan la educación de una forma diferente. “La Educación Prohibida” es una película documental que propone recuperar muchas de ellas, explorar sus ideas y visibilizar aquellas experiencias que se han atrevido a cambiar las estructuras del modelo educativo de la escuela tradicional.

Los Entornos Personales de Aprendizaje (Personal Learning Enviroment, PLE)

Deja un comentario

Este pudiera ser un escenario típico en un aula universitaria o del nivel medio superior en el próximo ciclo escolar:

El alumno/a levanta la mano y pregunta al profesor/a:

“¿Y si en vez de presentar el trabajo en clase creamos un blog y una wiki para que todos podamos participar y luego compartir lo que hagamos en Facebook y Twitter?”

Estos cuatro términos -que identifican a cuatro de los mejores, en potencia, aliados del profesor/a- retumban en la cabeza de algunos docentes, puesto que se encuentran a años luz de esa terminología y de esas herramientas. Lo habitual es que esta situación sea común para aquellos maestros/as que no se han formado en la utilización educativa de las TIC; lo que en muchos casos provoca una reacción de rechazo al verse en desigualdad de condiciones con su alumnado. De esta manera se da la vuelta, por lo menos en apariencia, a la tradicional relación entre docente y discente.

No se descubre nada nuevo si se afirma que las tecnologías educativas han evolucionado de manera impensable durante las últimas décadas, y nadie se sentiría extrañado si se añade que el salto cualitativo al respecto ha sido aún mayor en la última década. Instrumentos tales como blogs, redes sociales, wikis y demás piezas de la web 2.0 constituyen un ejemplo de estas herramientas y conforman una parte fundamental de los ‘Personal Learning Environment’ o PLEs (Adell & Castañeda, 2010). Estos entornos personales de aprendizaje ayudan a tomar el control de lo que se aprende, establecer objetivos propios y comunicarse e intercambiar conocimientos con otras personas. Además, proporcionan una plataforma en la que docentes y estudiantes tienen la posibilidad de establecer un lugar de encuentro donde las reglas tradicionales han cambiado y se han destruido muchas de las barreras que han permanecido inmutables durante muchos años en el mundo educativo.

Introducción a los entornos personales de aprendizaje aplicados a la docencia

A pesar de que existen docentes instruidos en el manejo de estos instrumentos, e incluso ya pertenecen a la generación de los nativos digitales, muchos de ellos/as aún forman parte del colectivo de inmigrantes digitales (Prensky, 2009), puesto que asimilan a posteriori los avances tecnológicos que se producen mediante un lento proceso de autoaprendizaje o en programas de formación del profesorado.
Es en este contexto que se ha planteado, donde el concepto de ZDP, zona de desarrollo próximo, postulado por Vigotsky se enfrenta a nuevos retos. En concreto, su noción de ‘nivel de desarrollo potencial’, planteado en su idea del andamiaje como aquel que un niño/a puede alcanzar cuando es guiado y apoyado por el docente en la realización de sus tareas. Este término, aceptado como uno de los paradigmas de la corriente constructivista, se disloca cuando el docente se plantea la utilización de herramientas de la web 2.0 en sus métodos didácticos y concluye que su alumnado, como nativo digital, sabe manejarlas mucho mejor que él/ella. Esta situación es lo que se conoce como ‘complejo de Prensky’ (De la Torre, 2009) y supone un importante escollo que impide que muchos profesores/as se atrevan a romper con las barreras mencionadas y se lancen a utilizar estas nuevas tecnologías.

 

 

Manuel Gil Mediavilla

@mgilme

Profesor, investigador en TIC y Doctorando en Ciencias de la Educación por la Universidad de Burgos