Intenta pensar un poco más allá de los objetivos actuales de nuestro sistema educativo. Si el objetivo final es brindar una educación de calidad a los miembros de la sociedad para que eleven su nivel de vida y puedan ser más competitivos, ¿cuánto tendrían que cambiar nuestras las aulas de clase en las escuelas públicas y privadas?

Para rediseñar el sistema de educación pública en nuestro estado, tal como está hoy, debemos ir más allá de establecer cuáles son los objetivos actuales de la educación y cuáles podrían ser.

Necesitamos especificar por qué un conjunto de nuevos objetivos, tales como; enfocarse en el desarrollo del pensamiento superior, el pensamiento independiente, la creatividad, el emprendimiento, la robótica, el análisis de datos, etc., son más valiosos que los objetivos actuales que se concentran en un proceso de pensamiento de bajo nivel a través de la memorización teniendo al docente como actor principal del proceso de enseñanza – aprendizaje.


El futuro de la educación en México

Tal vez la mejor argumentación posible para un cambio que se hace necesario, lo podríamos encontrar en el comportamiento del mercado laboral en nuestro estado y alrededores. En el ámbito educativo y social ya es ampliamente aceptado que la economía del conocimiento y la innovación son elementos clave para el éxito de futuros emprendimientos comerciales.

El Internet de las cosas y el “Big Data” son el “nuevo petróleo” en la industria 4.0. El conocimiento se vuelve la moneda de más alto valor y tener la capacidad de usar esa no tan nueva moneda, es alta valía hoy y en los próximos 5 años. Pasar de la economía de la información a la economía del conocimiento, deberá ser prioridad del gobierno que está a punto de iniciar en nuestro país, incluyendo por supuesto las políticas públicas relacionadas con el ámbito educativo.

Pero, ¿qué es la economía del conocimiento?

La economía del conocimiento se define como un sistema capaz de ofrecer y producir servicios centrados en actividades de conocimiento intenso. Es un sistema que mas temprano que tarde provoca tasas de crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto) de forma significativa y de forma acelerada. Los mejores ejemplos de paises con economias del conocimiento son los llamados tigres asiáticos, Taiwán, Singapore, Corea del Sur y Hong Kong. También se producen fenómenos de acelerado crecimiento en el desarrollo de la ciencia y tecnología. A la par de este fenómeno de rápido crecimiento, nos encontramos con la rápida obsolescencia (Percibida y programada) que provoca el que los bienes de consumo general sean reemplazados rápidamente por otros.

Otro componente importante de la economía del conocimiento es que valora las capacidades intelectuales en lugar de los insumos físicos o los recursos naturales. Algunas organizaciones en los Estados Unidos han logrado trabajar en estrategias para la producción y transferencia de conocimiento, respondiendo a las necesidades de la economía del conocimiento. Sin embargo, estas iniciativas, si bien son importantes, especialmente en el contexto de las prácticas comerciales, no han tenido impacto alguno a las necesidades educativas para la formación de capital humano. Tampoco tienen en cuenta las implicaciones sociológicas y económicas que resultan de este énfasis en el conocimiento y la innovación.

Rediseño educativo

En lugar de confiar en el conocimiento y el producto intelectual de otros países, México necesita comenzar a sembrar su conocimiento, su producto intelectual, en forma de individuos innovadores y bien educados. El principal medio para lograr tener una buena cosecha dentro de 10 años, es una revisión directa del sistema de educación pública, en todos los niveles. Cancelar la reforma educativa, para regresarle el control a los sindicatos es un error mayúsculo de consecuencias devastadoras para la sociedad mexicana.

El sistema educativo mexicano necesita volver a sus raíces y considerar el propósito por el cual la educación pública se estableció inicialmente en este país. La concentración en el modelo que nos proporcionan otras naciones del mundo sobre lo que puede ser la educación centrada en el conocimiento y la innovación debería ser clave. Evaluar los modelos que trabajan para impulsar el conocimiento, y qué modelos sirven para apoyar las necesidades de aquellos que no prosperan en el entorno educativo típico son esenciales.

¿Te imaginas un entorno de escuela pública completamente rediseñado?
¿Cuáles son algunas de las cosas que elegirías cambiar primero?

Mtro. Julio Aviles Romero
Presidente de ABTE

Anuncios