El burro (RIEB/RIEMS) tras la zanahoria (Planea)

1 comentario

Seguro que recuerdas la imagen de ese pobre burro siguiendo una zanahoria que dirige alguien montado en su lomo con un palo y una cuerda. Cada vez más pedagogos están escribiendo y hablando de que los sistemas educativos surgidos del movimiento internacional que ampara a la RIEB y la RIEMS (Reforma Integral a la Educación Básica/Media Superior) representan a ese burro.
En esta analogía, la zanahoria sería el Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA). Una batería de pruebas normalizadas que miden la competencia en matemáticas, lenguaje y comunicación; y cuyos resultados se traducen en una puntuación para el estudiante, la escuela y los estados de la república. Con tales números se configura el ranking, que es lo que se transmite a la opinión pública. Es una forma muy meditada de poner foco mediático sobre lo que mide PLANEA y restar trascendencia a lo que no mide (aspectos tan importantes como los valores, la interdependencia, el pensamiento crítico o el desarrollo de la creatividad).

El documento rector de PLANEA establece que los instrumentos de evaluación se diseñan a partir de los planes de estudio de los niveles básico y media superior, que como sabemos, tienen un enfoque por competencias, que demanda el mercado laboral. Pero este argumento también se está desmoronando. Un buen ejemplo es el estudio realizado en 60 países sobre lo que las empresas valoran más en sus empleados. Resulta que las dos competencias más buscadas son: (a) adaptarse a los cambios y (b) generar nuevas ideas. Ante la fuerza de esta y otras evidencias similares, algunos países están cortando la cuerda de la zanahoria.

Yi Houqin es el responsable de la política educativa de Shanghai, que siempre está entre los primeros de PISA. Lejos de presumir de ello, declaró que están sopesando abandonar la competición:

“Shanghai no necesita supuestas escuelas número uno, sino centros que se atengan a principios educativos razonables, que respeten y potencien el desarrollo de los alumnos”

Ken Robinson también señala una senda divergente frente a la normalización:

“La finalidad de la educación es capacitar a los alumnos para que comprendan el mundo que les rodea y conozcan sus talentos naturales con objeto de que puedan realizarse como individuos y convertirse en ciudadanos activos y solidarios”

¿Por qué entonces hay leyes educativas como la RIEB y la RIEMS? Para buscar la respuesta es preciso cerrar la analogía del burro y la zanahoria. Solo nos queda identificar al jinete que está detrás de las pruebas PLANEA, y que no es otro que la OCDE. Este organismo propone a sus países miembros que instrumenten este tipo de pruebas que, como todas sus acciones, tienen como único fin contribuir a la mejora de la economía, no de la educación.

Solo nos queda esperar por el nuevo modelo curricular que están por dar a conocer las autoridades educativas del país, en el que espero se incorporen aspectos importantes como la creatividad, el emprendedurismo, desarrollo del pensamiento critico y habilidades socioemocionales.

 

Anuncios

EL Impacto de GAFE (Google Apps For Education) en la Escuela

Deja un comentario

UN ESTUDIO DE LAS PERCEPCIONES QUE TIENEN LOS ALUMNOS Y PROFESORES

Uno de los objetivos más importantes del Informe del impacto que #GAFE ha tenido, fue el de conocer  cómo los maestros estaban empleando Google Apps para la Educación en sus clases y que es lo que requieren para utilizarlo con más regularidad y eficacia. Cuanto más entendamos acerca de la forma en que lo usan, las percepciones y necesidades de los maestros,  mejores políticas podrian ser establecidas para aumentar la comodidad de los maestros  y con ello impactar de mejor manera el aprendizaje del estudiante. Este reporte nos brinda información sobre lo que ha sucedido una vez que se implemento GAFE en Ossining High School de la ciudad de Westchester County, estado de New York, en los Estados Unidos. Ellos trabajan en un modelo 1:1 con laptops Chromebook.

REPORTE #4

La mayoría de los profesores vieron un impacto positivo en el uso de GAFE para el  aprendizaje de los estudiantes, el compromiso y la calidad del trabajo, pero la mayoría de las necesidades de los profesores no se cumplieron totalmente. Ellos necesitan más acceso, tiempo y entrenamiento para ser realmente capaces de incorporar la tecnología de manera significativa en sus aulas. Se tenia la esperanza de que los datos de este estudio sirvieran para apoyar lo que ya sabíamos que estaba sucediendo: se están haciendo grandes esfuerzos, pero no lo suficiente para apoyar el aprendizaje y el desarrollo profesional en la tecnología educativa.

GAFE REPORT

En esta entrada, voy a compartir los resultados obtenidos del estudio realizado, que muestran una visión general de lo que los maestros compartieron acerca de su uso y sus necesidades de formación. Probablemente los datos no sean sorprendentes, pero son importantes, ya que validan lo que muchos de nosotros ya sabemos: que se requiere de una formación continua, oportuna y práctica para la aplicación regular y eficaz de la tecnología educativa en nuestras aulas.

 

EL IMPACTO DE GAFE Y SU UTILIZACIÓN

65% de los maestros están de acuerdo en que GAFE tiene un impacto positivo en el aprendizaje de los estudiantes y el 35% está de acuerdo en que existe un  impacto positivo en la forma de enseñar del maestro. Curiosamente, las estadísticas que aparecen como en desacuerdo fueron pequeñas (9% y 16%, respectivamente) y los indecisos mucho mayor. Esto tiene perfecto sentido, en el hecho de que, como muchos profesores no tienen acceso regular a la tecnología como una forma de entrenarse mejor para usar estas herramientas, por lo que todavía estaban indecisos sobre el impacto real de su empleo como recurso para la enseñanza y el aprendizaje.

Sin embargo, sólo el 35% de los maestros se sentía preparado para usar GAFE efectivamente en el aula y el 40% de los maestros dice que han podido utilizar GAFE más veces este año escolar. Si bien el impacto y las percepciones positivas están allí, se tuvo que hacer más para aumentar la formación y el acceso.

Cuando se les preguntó qué herramientas GAFE estaban empleando, los maestros más a menudo respondieron que Google Drive, comunidades en Google+, Classroom y Sites.

 

LO QUE LOS DOCENTES REQUIEREN

Los docentes requieren mas acceso a la tecnología y más entrenamiento para su utilización:

Gafe Report 2

 

En las respuestas que escribieron en las encuestas, casi todos los maestros nos dicen acerca de la necesidad de una mayor formación. Según los resultados de la encuesta, los maestros quieren entrenamiento en las siguientes áreas:

a) Cómo utilizar GAFE mediante entrenamiento para cada aplicación
b) Cómo enseñar a los estudiantes a utilizar GAFE
c) Cómo implementar GAFE en el aula haciendo uso de las mejores prácticas
d) Cómo implementar GAFE para las clases de asignaturas específicas o poblaciones estudiantiles numerosas y ejemplos concretos.

Por lo general, los maestros solicitaron capacitación en grupos pequeños durante un largo período de tiempo durante el ciclo escolar en lugar de entrenamientos cortos y descontinuados fuera de la jornada escolar.

Este es el reporte #4 de la serie IMPACTO DE GAFE en la escuela en que el autor de este articulo se desempeña como responsable de la tecnología educativa. Los resultados provienen de una encuesta aplicada en el año 2014 diseñada por el autor. Puede consultar el reporte 1 (Información General), la parte #2 (Comparación de encuestas y de datos) y la parte #3 que muestra un resumen y análisis de los hallazgos.

Aunque limitado a una escuela, estos resultados podrían tomarse como meramente informativos, pero nos dan una idea de lo que sucede durante las primeras etapas de la incorporación de GAFE en la escuela.

Referencias:

http://www.aschoenbart.com/

Adam Schoenbart is a high school English teacher, Google Education Trainer, and EdD candidate in Educational Leadership. He teaches grades 10-12 in a 1:1 Chromebook classroom at Ossining High School in Westchester County, NY and received the 2014 LHRIC Teacher Pioneer Award for innovative uses of technology that change teaching and learning. Read more at The SchoenBlog and connect on Twitter @MrSchoenbart.

Report #1 Infografía

Gafe Report 1

 

REPORT # 2 COMPARING SURVEY AND DATA 

Survey

Data analysis

REPORT # 3 COMPARING SURVEY AND DATA

Resumen de hallazgos

GAFE IMPACT REPORT: WHAT TEACHERS NEED

Lo que necesitan los maestros

 

E-Learning: Tendencias para este 2016

Deja un comentario

12 tendencias globales para esta modalidad de aprendizaje

La investigación más reciente es la llevada a cabo en 2013 por el Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav), la cual arrojó que de las 2,440 instituciones de educación superior encuestadas, alrededor del 90% carecen de plataforma de e-learning. Se estima que 200,000 estudiantes cursan sus estudios en línea, mientras en el sistema tradicional o presencial son 3.5 millones de alumnos.

Studybook

Y ¿qué es lo último en e-learning? A continuación presentamos una recopilación de tendencias globales de acuerdo con expertos entrevistados por America Learning & Media:

1.- Aprendizaje adaptativo que responda a las experiencias y preferencias previas de los estudiantes.

2.- Pequeñas “píldoras de aprendizaje” que incorporan estrategias lúdicas a nivel de retos conceptualizados como tareas cortas (miniproyectos).

3.- Apoyo al desempeño, aprender más en el momento de necesidad.

4.- Mobile learning. Esta tendencia es transversal a todas las demás. El mercado está pidiendo movilidad en el acceso al conocimiento.

5.- Wearables (parecidos a relojes IOS o Android ). Estas innovaciones sin duda contribuirán a que las personas puedan aprovechar las experiencias de aprendizaje en cualquier parte.

6.- Blended learning, modalidad que combina la educación presencial y en línea con aulas conectadas.

7.- MOOCS (Massive Online Open Courses o cursos online masivos y abiertos) potenciados por el aprendizaje móvil e integrando redes sociales que permitan un aprendizaje más social.

8.- Colaboración social. El hábito que tenemos de compartir y comentar en las redes sociales se extenderá a ámbitos más académicos.

9.- Tutor inteligente que permita a través del análisis de datos parametrizar consultas y gestionar el aprendizaje según los perfiles.

10.- Flipped class (clase invertida), que transfiere el trabajo de determinados procesos fuera del aula y utiliza el tiempo de clase para facilitar y potenciar otros procesos (desarrollo de mapas conceptuales, taxonomías, webgrafías, wikis, check list).

11.- Gamificación, y sobre todo los serious games se irán introduciendo en los contenidos como herramientas para el refuerzo de aprendizajes y el desarrollo de destrezas y habilidades.

12.- Vídeo, que es el gran protagonista de los cursos e-learning, porque resulta un recurso atractivo y ameno para la comprensión de los conceptos.

Todo lo anterior, paso a paso, esperando que en México y en particular en nuestro estado, tomen impulso para incorporar estas tecnologías en las aulas, no sólo a nivel superior sino durante todo el proceso educativo, desde el nivel básico, mas ahora que el Sistema Educativo Estatal impulsa la entrega de tablet a estudiantes de primaria y secundaria.

¿Como pueden sacar ventaja los profesores de estas tendencias que nadie puede detener?

¿Como cambia el uso de móviles en la escuela el proceso de enseñanza y aprendizaje?

¿Que herramientas serán las adecuadas para cada grado escolar?

Lo que sí es un hecho, es que los docentes ya no deben trabajar de forma aislada. Las redes de colaboración e innovación docente, pueden ser las mejores formas de aprender a integrar tecnología de “manera inteligente” al proceso de enseñanza y de aprendizaje, pues en el mundo de habla hispana, hay cientos de francotiradores educativos que aplican y experimentan cotidianamente las TIC en el aula.

Julio Aviles R

Presidente de ABTE

 

Referencias:

12 tendencias globales del e-learning

 

 

¿Cuáles son los desafíos a los que se enfrentan los docentes en este siglo XXI?

Deja un comentario

Los alumnos que nos esta tocando educar para la vida y el trabajo (Milenials o Nativos Digitales), son muy distintos a la época en la que los docentes en actividad eran cuando cursaron la secundaria o la preparatoria.

El cambio cultural que se ha detonado por la invasión de los dispositivos tecnológicos y el Internet esta demandando que los docentes dejen atrás la memorización de conceptos y el conductismo en el aula de clase. 

No olvidemos que en México, según datos de la AMIPCI en el año 2014 53.9 millones de mexicanos se conectaron a Internet desde algún tipo de dispositivo móvil o de escritorio, cantidad aumentando a tasas de crecimiento superiores al 10% anual y donde el grueso de usuarios (26%) esta entre los 13 y 18 años de edad. La penetración de las redes sociales también es un dato importante a considerar es que el 85% de los usuarios tienen como actividad principal conectarse a una red social dejando atrás a la búsqueda de información.

Cambio de paradigma

Pasar de un modelo de enseñanza centrado en el profesor a otro centrado en el alumno es el principal reto que tienen los diseñadores de programas de estudio. Tal como están organizados los contenidos y las aulas, un modelo centrado en el alumno no daría los resultados esperados. Un alumno motivado para aprender en un ambiente poderoso (Ventilación – iluminación – tecnología – pedagogía) podría ser la formula para desarrollar el nivel de pensamiento critico de los estudiantes, que según los resultados de las pruebas estandarizadas del año 2012, México se ubica en el lugar 53 de 65 del ranking PISA, de los países miembros de la OCDE.

En lo que se refiere a la pedagogía, la apuesta seria por el método de aprendizaje basado en problemas ABP donde los alumnos participantes analizan problemas reales de la comunidad en la que viven, de su país o del mundo, e indagan sobre esas problemáticas y proponen soluciones. Bajo esta metodología, el proceso de aprendizaje esta centrado en el alumno, que utilizando los recursos de tecnología puede acceder a información que le permita convertirla en nuevo conocimiento. La metodología del ABP fomenta el trabajo colaborativo y la resolución de conflictos, habilidades socioemocionales que el alumno debe dominar para desarrollarse con éxito en el mundo globalizado que le ha tocado vivir.

Para lograr un modelo educativo centrado en el alumno, el docente debe cambiar de rol, convirtiéndose en facilitador, tutor, consejero, guía,  y asesor del estudiante.

Adaptación a las nuevas y cambiantes tecnologías, aprender-desaprender, creación de entornos personales de aprendizaje (PLN) , aprendizaje autónomo y colaborativo (MOOC’s) , desarrollo de habilidades de pensamiento critico son los desafíos a los que tiene que enfrentarse el docente del Siglo XXI. Todo esto se puede lograr con la motivación intrínseca (Vocación) y una motivación extrinseca (Reconocimiento social a la labor docente) que cada docente pueda tener.

Por otra parte, la autoridad educativa debe dejar de lado la creencia de que con el solo hecho de dotar de computadoras portátiles o tablets a todos los estudiantes, alcanzaran la tan ansiada calidad en la educación. Rediseñar las aulas, modificar los programas de estudio, conectividad y formación docente en el uso creativo e inteligente de las Tics son acciones que aun no veo por ningún lado, ni siquiera en planes de política pública.

 

Julio Avilés Romero

Presidente de ABTE

 

 

 

 

 

La necesidad de reinventar los espacios para el aprendizaje

4 comentarios

Un espacio para el aprendizaje mal diseñado puede provocar que el estudiante no aprenda lo suficiente. Las aulas del siglo XXI no deben seguir configuradas como en el siglo pasado: alumnos sentados en fila uno tras otro, por ejemplo. Eso ya no funciona en este nuevo milenio.

Es muy complicado involucrar al estudiante en el proceso de aprendizaje cuando el entorno es frió o caliente en exceso, con demasiado ruido, poca luz, asientos incomodos o una saturación excesiva de alumnos (¿se puede llevar a cabo un buen proceso con grupos de 55 alumnos?)

salon-antiguo

Y como el problema de los espacios para el aprendizaje es común a la mayoría de las escuelas en donde laboran nuestos colegas docentes de niveles básico (secundaria), media superior (preparatoria) y superior (universidad), pienso que es momento de plantear como deberían re-adaptarse los espacios actuales pues el momento actual de invasión de dispositivos móviles en la escuela (celulares, tabletas y laptops) invita a que pensemos y re-diseñemos algunos de los entornos alrededor de cualquier campus universitario o escuela, para que los alumnos aprendan donde sea a la hora que sea.

Una de las primeras necesidades que surgen es la carga eléctrica de los móviles. Nuestros salones, salas audiovisuales y bibliotecas no   cuentan con tomas de corriente eléctrica suficientes y en buen estado,  en donde los estudiantes puedan cargar la batería de sus dispositivos.   Imagine lo frustrante que puede ser, el que un alumno intente tomar fotografías de un evento en la sala audiovisual o grabar con su celular la presentación del proyecto final que su equipo esta llevando a cabo y que no lo pueda realizar, pues la batería de su móvil se ha quedado sin     carga. ¿Le ha pasado esto a usted como docente?

Increíblemente, en aulas del nivel secundaria, no hay en los salones un solo contacto que funcione. Estaciones de carga en las áreas comunes puede ser una buena solución a esta problemática. También sería conveniente que los diseñadores de mobiliario escolar (Escritorios, mesas de reuniones, mesas de trabajo y asientos para el alumno) pudieran incorporar de alguna forma un contacto eléctrico y con ello evitar la necesidad de una gran cantidad de toma corriente en la paredes.

Disponer de conectividad a Internet en forma inalambrica, debe convertirse en una prioridad para los hacedores de política educativa. Seguir pensando en “laboratorios de computo”, como todavía lo están haciendo (aulas de medios les llaman en la educación básica) , ya no es la mejor decisión que se pueda tomar para las escuelas. Hoy en día, gracias a la proliferación de los dispositivos ubicuos, lo mas importante es tener accceso a una señal wifi de Internet. Como ejemplo, el programa de entrega de tablet a niños de 5to año de primaria, por parte del gobierno federal, pero lamentablemente sin la posibilidad de que puedan conectarse a Internet, pues la mayoría de las escuelas primarias, no tienen conectividad.

El pase de lista al iniciar la clase es otro de los aspectos que puede ser sujeto a algún tipo de innovación. Se pierde demasiado tiempo de la clase diciendo el nombre de cada alumno en voz alta. Una tarjeta que el alumno pase por un escanner colocado en la entrada del aula, ahorraría demasiado tiempo.

Pero el aspecto mas importante, desde mi punto de vista personal, es la forma en que ubicamos a los estudiantes en el espacio de aprendizaje. Al sentar a los estudiantes, uno tras otro en filas, no hay forma de llevar a cabo procesos de interacción o colaboración entre ellos. La interacción física, frente a frente puede ser muy importante y enriquecedora en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Para ello, deberán disponerse aulas con mesas de trabajo o salas ejecutivas en donde los alumnos presenten sus proyectos y puedan darse interacciones cara a cara entre los presentadores y el resto de los alumnos.

¿Que opinión le merecen mis puntos de vista?, ¿En su escuela se esta haciendo algo al respecto?, ¿tiene alguna sugerencia para la escuela del futuro?. Sus comentarios, como siempre serán bienvenidos.

Referencias:

Wheeler, S. (2015). Learning with `e`s: Educational theory and practice in the digital age. Camarthen: Club House Publishing

Mtro. Julio Aviles Romero

Presidente de ABTE

LA CLASE INVERTIDA: ¿ESTA LISTO?

1 comentario

En esencia, “El aula inversa” se refiere a ciertos aspectos de la enseñanza que se mueven fuera del aula y en el espacio de las tareas. Con el advenimiento de las nuevas tecnologías, en concreto la posibilidad de grabar con dispositivos digitales, lo que llaman “screencasts”, los videos de instrucción se han convertido en un medio común en el aula inversa. Aunque no se limita a los vídeos, una clase invertida más a menudo aprovecha diferentes formas de videotutoriales publicados en Internet dirigidos a los estudiantes.

 

A pesar del reciente boom, impulsado principalmente por el trabajo de Salman Khan y difundido ampliamente en TED talk, la instrucción inversa no es de ninguna manera una nueva metodología. En el siglo 19, el General Sylvanus Thayer creó un sistema parecido en la academia militar de West Point, donde los estudiantes de ingeniería, dado un conjunto de materiales, fueron los responsables de la obtención de los contenidos básicos de la asignatura antes de venir a clase. Después, el espacio del aula se utilizó para el  desarrollo del pensamiento crítico y resolución de problemas en forma grupal.

LO POSITIVO

Los defensores del aula invertida ponen énfasis en su potencial como herramienta para el ajuste de tiempos de instrucción. Jac de Haan, autor del blog de tecnología con intención lo escribe bien:

“… El enfoque de la enseñanza inversa es diferente de otros ejemplos en los que la tecnología en sí misma no es más que una herramienta para la comunicación docente-alumno. La clase invertida permite a los educadores aplicar diferentes modos de instrucción a fin de satisfacer las necesidades individuales de los estudiantes, además de permitirle al docente invertir más tiempo de  aula centrado en la colaboración y mejora  del pensamiento crítico”.

LO NEGATIVO

Los críticos de la clase invertida (flipped classroom)  argumentan que la instrucción en línea pone a los estudiantes que no tienen acceso a Internet en desventaja.

Por otra parte, si se han suministrado materiales en clase o a través de videos instruccionales, la conferencia magistral sigue siendo una mala forma para transferir la información.

Personalmente, creo que el boom de la clase invertida está un poco fuera de proporción. El aula inversa es un concepto simple que no necesita título. La buena enseñanza, independientemente de la disciplina, siempre se debe limitar la transferencia pasiva de conocimientos en clase, y promover entornos de aprendizaje que fomenten la  investigación, colaboración y el desarrollo del pensamiento crítico. Nosotros, como educadores, debemos esforzarnos para guiar a los estudiantes a través de situaciones desconcertantes, y lo más importante, trabajar con otros docentes para desarrollar las habilidades pedagógicas requeridas para llevar todo a la práctica. Teniendo esto en cuenta, la buena enseñanza puede originarse de muchas formas, y la mentalidad de la clase invertida puede ser una de las muchas soluciones para los educadores.

Como instructor de matemáticas, me encuentro ante un  camino que se bifurca en dos direcciones. El profesor de la asignatura en mí está profundamente comprometido con  la innovación, y empoderamiento de mis estudiantes con las habilidades necesarias para construir y probar sus propias ideas. El maestro innovador que subyace en mí teme el envío de mis estudiantes a la aplicación del examen ENLACE por haber cubierto sólo una parte de todo el contenido requerido para esa evaluación estandarizada. Dada esta tensión, he encontrado la fusión de los aspectos del aprendizaje por indagación e instrucción que se basa en videos instruccionales que he construido desde hace 2 años,  los cuales me ayudan a dirigir mis esfuerzos a ambas necesidades. Mi blog es la vía que utilizo como método de clase invertida, en un proceso de aprendizaje por descubrimiento e indagación. El aula invertida es posible en tanto los estudiantes dispongan de dispositivos móviles o fijos en casa.

REFLEXION

Si, como yo, usted está interesado en el uso de los aspectos de la clase invertida para resolver un problema en su práctica, le invito a reflexionar sobre los siguientes puntos antes de decidir por la metodología del aula invertida:

Paso 1: Identificar su estilo de enseñanza actual o deseado.

Paso 2: Hágase esta pregunta: Dada mi estilo, utilizo el tiempo de mi clase para enseñar a bajo nivel, conceptos  o algorítmicos de procedimientos?

Paso 3: En caso afirmativo, empiece  por la creación de oportunidades para que los estudiantes obtengan esa información fuera del aula.

Paso 4: Incluir un sistema que fomente la reflexión y síntesis de lo aprendido que esté basado en tareas.

Espero que los pasos anteriores le sean de utilidad. Como todos sabemos, la enseñanza puede ser un acto poderoso y en muchas ocasiones con un estilo muy personal, en el que el camino correcto es tan diverso como los estudiantes con los que trabajamos.

“La buena enseñanza no puede reducirse a una técnica, una buena enseñanza proviene de la identidad y la integridad del profesor.”

Les compartiré una anécdota de mi vida personal. Este verano empecé a sentir molestias en uno de mis dientes. Acudí al cirujano dental que un buen amigo me recomendó. Como lo temía, tuve que acudir a varas sesiones, pues eran varios dientes los que estaban dañados y en uno de ellos, la caries había causado tal efecto, que se me tuvo que practicar una endodoncia.

Durante todo el proceso, me quedé muy impresionado con la confianza y el conocimiento de mi cirujano dentista. Entonces fue que me di cuenta: ¡Mi cirujano dentista seguramente tuvo a un profesor!  Aprendió cómo llevar a cabo una cirugía en la escuela! Un instructor le enseñó cómo hacer eso, algo que es muy importante, de una manera muy eficaz! Como profesor, tengo el presentimiento de que mi cirujano no aprendió cómo restaurar mi dentadura solamente adquiriendo información de forma pasiva a través de un libro de texto o una conferencia magistral. Más bien, estoy seguro de que su confianza y habilidad fue cultivada a través de horas de investigación, ensayo y error, con instructores  a su lado todo el camino. En resumen, estoy seguro que aprendió en el hacer y no solo del escuchar y observar.

Debemos esforzarnos por ser facilitadores, mentores y guías para nuestros estudiantes, como si para lo que les estamos preparando, al igual que mi cirujano, fuera la voluntad para enfrentar situaciones cambiantes día con día. Cualquier metodología de enseñanza que amplifique este papel es un paso en la dirección correcta.

JULIO AVILES ROMERO

Presidente de ABTE

 

*Referencias:

To Flip or Not to Flip.

Modifying the Flipped Classroom

 

CUANDO LOS DISPOSITIVOS MÓVILES SUPLAN LA NECESIDAD DE IR A LA ESCUELA

Deja un comentario

Paradigma del apoyo y del complemento

Los proponentes del “mobile learning” continúan colocando a la sala de clase como el foco central del aprendizaje académico. Todo lo que se haga al margen de ella, con o sin tecnología, se interpretará como una “expansión del aula”, un complemento y “apoyo” a las actividades aulícas presenciales. Esto quiere decir que, sin asistencia al aula, las actividades de complemento y “apoyo” tienen el mismo sentido que tiene el que apoya a un corredor que no corre.  ¿Y si invertimos la típica versión anterior por esta otra: las actividades del aula estarán orientadas a dar apoyo a las actividades llevadas a cabo fuera del aula usando la conectividad móvil?  Ambas versiones padecen del mismo error, el de sojuzgar la calidad y valoración del aprendizaje en función del espacio y del tiempo. Precisamente este tipo de error es el que ha llevado a los sistemas educativos, en múltiples intentos de integrar la tecnología en el proceso enseñanza-aprendizaje, a encender los móviles en la sala de clase, poniendo a competir la conectividad móvil del estudiante con la conectividad del sistema. Las dos formas de aprender son autosuficientes y completas, igualmente eficientes y dispares en costo-efectividad. La más eficiente y económica para el currículum bimodal es la “escuela-móvil”, aquella que se engancha en la red móvil, y no en la red estática del sistema. Se necesita valor para elegir, así haya que cerrar escuelas.

Paradigma asistencial: Cuando el móvil suple la necesidad de asistir a la escuela

En el paradigma asistencial se requiere asistir a clase para aprender y dar cuenta de lo que el sistema quiere que se aprenda. Las llamadas escuelas para el siglo XXI o escuelas del futuro son el resultado revelador de esta obsesión por crear la necesidad de asistir a la escuela para usar el Internet “manco, cojo y jorobado” que se provee en los salones adaptados como “centros de cómputo” (ignoro por que les llaman así)

Es más importante, trascendental y revolucionario llevar la escuela al móvil que asistir con el móvil a la sala de clase. A propósito, cada día se hace más irrelevante alambrar con fibra óptica las aulas o colocar puntos WIFI en los centros educativos. La diferencia entre la escuela en la Nube e Internet en la escuela es abismal y crítica. La mayoría de los administradores educativos y docentes, obsesionados con el paradigma asistencial, se resisten aceptar esta diferencia y siguen con la idea de aumentar el número de computadoras de escritorio en la escuela.

El reto de la escuela del futuro no es el de Internet en la escuela, ni el de la escuela conectada; sino el de la escuela en Internet y el de los estudiantes bien conectados (que ya lo están, a pesar del sistema), de tal forma que éstos puedan “asistir” a ella desde cualquier lugar y a cualquier hora, llueva, truene o relampaguee.

El escenario apropiado de los dispositivos móviles es la Nube y no el aula. Sacar al móvil de este entorno virtual y sentarlo en el pupitre sería cavar su propia tumba. Cuando se intenta integrar el móvil al aula, se escucha un estrepitoso revoleteo como peces fuera del agua atrapados en la red. En estas condiciones, siempre cabe la posibilidad de visualizar el dispositivo móvil como un entrometido, por no decir enemigo. No competirás con el teléfono celular por la atención de tus alumnos, te aliarás con él, recomienda Raúl González los 10 mandamientos del profesor-coach con la esperanza de que se quede para siempre en el aula. Nosotros, que defendemos la desconexión escolar y la sustitución del aula para el currículum bimodal mediante la conectividad móvil, percibimos al móvil como el mejor amigo y aliado del estudiante que llega al punto de prescindir de la conectividad del sistema, del aula física y de la asistencia a clase.

Paradojicamente, en muchas escuelas, el teléfono celular esta prohibido por los directores, en lugar de educar en su uso y sacar ventaja de todas las posibilidades educativas que este ofrece. Con la era móvil, las escuelas y las salas de clase se han vuelto innecesarias para el currículum bimodal (contenidos conceptuales y procedimentales) y para la materialización del conocimiento gestado.

Entendemos por materialización del conocimiento su producción, colaboración y compartición. Es urgente soñar y crear otros contenidos distintos a los conceptuales y procedimentales si se quiere dar sentido a las estructuras escolares (Ver Dinorah E. Lozano y Educación de Mínimos).  No hay razón para que, en la era del aprendizaje ubicuo, la asistencia a clase del estudiante, en algunos casos también la asistencia de los padres, siga siendo un criterio ancla para explicar el éxito o fracaso escolar.

La nueva tecnología que no sustituya al estudiante (y al maestro también) en el aula, ni es nueva ni buena.

Cuando los móviles se encienden fuera del aula

No hay manera de aprender y enseñar sin tecnología pensada como herramienta. Todos los intentos de equipar con aparatos tecnológicos el aula e integrarlos en la clase han fracasado porque:

  • Se equipa al aula. Empoderamiento del sistema.
  • No son costo-efectivos. El resultado, en términos de éxito académico, no se altera; en algunos casos empeora. Todas las tecnologías adosadas al aula, supuestas a cambiar la educación, pasan a mejor vida. Sólo el gis y el pizarrón se mantienen imbatibles.
  • No empoderan al estudiantado. Está bajo el control del sistema educativo.
  • Su uso es limitado (7×5), inseguro y complejo.
  • Conectividad estática, limitada en tiempo y espacio.

Con el advenimiento de la conectividad móvil mas allá de las 4 paredes del aula:

  • Se equipa al estudiante. Empoderamiento estudiantil.
  • El sistema pierde el control del equipo y de los medios, incluyendo el medio de Internet.
  • Está bajo el poder del estudiante donde sea a la hora que sea (24×7).
  • Comunicación espontánea multimedia, como en el aula presencial con o sin PDI.
  • No tiene que asistir al centro educativo para usar el equipo y los medios.
  • Conectividad prácticamente sin limitaciones en tiempo y espacio.

 

Publicado originalmente por Juan Quintana*

http://bblanube.blogspot.com.ar/2014/05/conectividad-movil-y-los-paradigmas.html

 

* Juan Quintana (Doctor en Filosofía, especialidad en “Counseling Psychology“,Newport University, California) actualmente enseña cursos en la UMET, Centro de Aguadilla, Puerto Rico

 

 

Older Entries