¿Para que quieres tecnología en la escuela si esta no mejora la calidad de la educación que se oferta?

Deja un comentario

Algunos de los fenómenos nunca antes vistos en la historia de la humanidad están sucediendo hoy, gracias a la rápida expansión de la conectividad. Espíritu emprendedor móvil, la ruptura de las relaciones corporativas tradicionales, las nuevas capacidades y habilidades que los profesionales deben adquirir, la brecha existente entre los que acceden a Internet y los que no lo hacen, ponen a los estudiantes frente a presiones inesperadas pero también ante oportunidades inimaginables.

Esta claro que el uso de la tecnología es ahora clave para todo aquellos  que desean unirse a la fuerza laboral del siglo XXI.  Tyler Cowen, economista norteamericano y catedrático en la universidad George Mason, sostiene que los trabajadores ahora serán clasificados en dos categorías: Los que son buenos para trabajar con maquinas inteligentes y lo que no. ¿Tus habilidades personales se complementan con las habilidades de la computadora? ¿El equipo funcionaría mejor sin ti?

SONORA LANZA PROYECTO DE CÓMPUTO EDUCATIVO

En un mundo donde más del 70% de los puestos de trabajo requieren algún tipo de tecnología, en donde la economía globalizada y las  sociedades del conocimiento se expanden rápidamente, demandan que los estudiantes de todas las edades desarrollen habilidades para trabajar con máquinas. Surgen entonces las siguientes interrogantes:

¿Las nuevas tecnologías están afectando la forma en que las escuelas educan para la vida y el trabajo?

¿La tecnología esta teniendo impacto positivo en la calidad y oportunidades de acceso?

Un informe reciente dado a conocer por OCDE -PISA, revela que no se encontraron evidencias suficientes para afirmar que el uso de las TIC haya provocado en los estudiantes una mejoría en las habilidades de comprensión lectora, matemáticas y ciencias en aquellos países que han realizado fuertes inversiones en el rubro de las tecnologías de la información y la comunicación para la educación.

En 2012, la OCDE encontró que el 96% de los estudiantes de 15 años de edad, de los países miembros, tienen una computadora en casa, pero solo el 72% informó que usan, ya sea una computadora de escritorio, laptop o tablet en la escuela. Por otra parte, solo el 42% de los estudiantes de Corea del Sur y el 38% de los estudiantes en China informaron que utilizan computadoras en la escuela y ambos países se encuentran en el top del ranking de desempeño respecto a la lectura digital y evaluaciones de matemáticas según reportan las evaluaciones PISA.

Lo que estos informes revelan claramente es que las conexiones entre la computadora, los estudiantes y los aprendizajes no son tan simples ni están interconectados. Tampoco se ha demostrado si la contribución real de la tecnología al proceso educativo es o no significativo. Según el informe PISA, en países como Singapur, Japón y Estados Unidos los estudiantes tuvieron mejor desempeño en la lectura de textos digitales que sus contrapartes, a pesar de que sus resultados en lectura de textos impresos fueron similares. De la misma forma, en Hungría, Rusia y Colombia, los estudiantes tuvieron un bajo desempeño en la evaluación de lectura digital, debido a que estos ciudadanos tienen un acceso limitado a computadoras en la escuela.

En aquellos países con economías desarrolladas, a mayor cantidad de recursos TIC disponibles para los estudiantes, provoca una correlación positiva con el rendimiento académico. Pero esta correlación positiva se debilita considerablemente una vez que se modifica el nivel de disponibilidad debido al ingreso per capita entre países/economías, y se convierte en negativa. Una conclusión es que estos recursos no se utilizan “de manera inteligente” para la mejoría de los aprendizajes.

Otra posibilidad es que los recursos que se han invertido en equipar a las escuelas con la tecnología digital podrían haber tenido efectos positivos en aprendizajes que no tienen relación alguna con la transición que el mercado laboral esta sufriendo, que demanda habilidades que no se miden con exámenes en donde los estudiantes memorizan para recordar cosas. Tampoco se puede esperar que al equipar las escuelas con la ultima tecnología educativa, de manera automática la calidad educativa mejorará. Se requieren fuertes inversiones en actualización/profesionalización docente, transformar el curriculum (que esta obsoleto y no responde a las necesidades de los sectores productivos) y por supuesto, cambiar la forma en que se evalúan las habilidades y competencias adquiridas por los estudiantes. Todo lo anterior, complementado con una inversión inteligente en tecnología. (primero la conectividad, luego el hardware, luego el software y finalmente el firmware)

Los resultados de las pruebas PISA muestran que una vez que la llamada “primera brecha digital” (acceso a computadoras-Internet) esta cerrada, la diferencia restante entre los grupos socio-económicos en la capacidad de utilizar las herramientas TIC para el aprendizaje se explica en gran medida por el diferencia observada en la forma en que estas son integradas al curriculum, en la mayoria de los casos, de forma “no inteligente”, pues a los alumnos solo se les enseñan habilidades ofimáticas, en la mayoría de los casos.

Andreas Schleicher, director de educación y habilidades de la OCDE, quien elabora el informe PISA, lo resumió bien: “Las contribuciones que las TIC pueden aportar a la enseñanza y el aprendizaje aún no se han explotado plenamente. Pero mientras las computadoras y el Internet tienen un papel central en nuestras vidas personales y profesionales, los estudiantes que no han adquirido las competencias básicas en lectura, escritura y navegación a través de un paisaje digital se encontrarán peligrosamente desconectados de la vida económica, social y cultural del mundo que esta fuera del cerco de la escuela”.

Referencias:

OCDE (2015). Students, Computers and Learning.

 http://www.oecd.org/edu/students-computers-and-learning-9789264239555-en.htm

Sanchez, G. (2015). Why do we need technology in schools?

http://www.educacionfutura.org/why-do-we-need-technology-in-schools-if-it-doesnt-improve-quality/

La necesidad de reinventar los espacios para el aprendizaje

4 comentarios

Un espacio para el aprendizaje mal diseñado puede provocar que el estudiante no aprenda lo suficiente. Las aulas del siglo XXI no deben seguir configuradas como en el siglo pasado: alumnos sentados en fila uno tras otro, por ejemplo. Eso ya no funciona en este nuevo milenio.

Es muy complicado involucrar al estudiante en el proceso de aprendizaje cuando el entorno es frió o caliente en exceso, con demasiado ruido, poca luz, asientos incomodos o una saturación excesiva de alumnos (¿se puede llevar a cabo un buen proceso con grupos de 55 alumnos?)

salon-antiguo

Y como el problema de los espacios para el aprendizaje es común a la mayoría de las escuelas en donde laboran nuestos colegas docentes de niveles básico (secundaria), media superior (preparatoria) y superior (universidad), pienso que es momento de plantear como deberían re-adaptarse los espacios actuales pues el momento actual de invasión de dispositivos móviles en la escuela (celulares, tabletas y laptops) invita a que pensemos y re-diseñemos algunos de los entornos alrededor de cualquier campus universitario o escuela, para que los alumnos aprendan donde sea a la hora que sea.

Una de las primeras necesidades que surgen es la carga eléctrica de los móviles. Nuestros salones, salas audiovisuales y bibliotecas no   cuentan con tomas de corriente eléctrica suficientes y en buen estado,  en donde los estudiantes puedan cargar la batería de sus dispositivos.   Imagine lo frustrante que puede ser, el que un alumno intente tomar fotografías de un evento en la sala audiovisual o grabar con su celular la presentación del proyecto final que su equipo esta llevando a cabo y que no lo pueda realizar, pues la batería de su móvil se ha quedado sin     carga. ¿Le ha pasado esto a usted como docente?

Increíblemente, en aulas del nivel secundaria, no hay en los salones un solo contacto que funcione. Estaciones de carga en las áreas comunes puede ser una buena solución a esta problemática. También sería conveniente que los diseñadores de mobiliario escolar (Escritorios, mesas de reuniones, mesas de trabajo y asientos para el alumno) pudieran incorporar de alguna forma un contacto eléctrico y con ello evitar la necesidad de una gran cantidad de toma corriente en la paredes.

Disponer de conectividad a Internet en forma inalambrica, debe convertirse en una prioridad para los hacedores de política educativa. Seguir pensando en “laboratorios de computo”, como todavía lo están haciendo (aulas de medios les llaman en la educación básica) , ya no es la mejor decisión que se pueda tomar para las escuelas. Hoy en día, gracias a la proliferación de los dispositivos ubicuos, lo mas importante es tener accceso a una señal wifi de Internet. Como ejemplo, el programa de entrega de tablet a niños de 5to año de primaria, por parte del gobierno federal, pero lamentablemente sin la posibilidad de que puedan conectarse a Internet, pues la mayoría de las escuelas primarias, no tienen conectividad.

El pase de lista al iniciar la clase es otro de los aspectos que puede ser sujeto a algún tipo de innovación. Se pierde demasiado tiempo de la clase diciendo el nombre de cada alumno en voz alta. Una tarjeta que el alumno pase por un escanner colocado en la entrada del aula, ahorraría demasiado tiempo.

Pero el aspecto mas importante, desde mi punto de vista personal, es la forma en que ubicamos a los estudiantes en el espacio de aprendizaje. Al sentar a los estudiantes, uno tras otro en filas, no hay forma de llevar a cabo procesos de interacción o colaboración entre ellos. La interacción física, frente a frente puede ser muy importante y enriquecedora en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Para ello, deberán disponerse aulas con mesas de trabajo o salas ejecutivas en donde los alumnos presenten sus proyectos y puedan darse interacciones cara a cara entre los presentadores y el resto de los alumnos.

¿Que opinión le merecen mis puntos de vista?, ¿En su escuela se esta haciendo algo al respecto?, ¿tiene alguna sugerencia para la escuela del futuro?. Sus comentarios, como siempre serán bienvenidos.

Referencias:

Wheeler, S. (2015). Learning with `e`s: Educational theory and practice in the digital age. Camarthen: Club House Publishing

Mtro. Julio Aviles Romero

Presidente de ABTE

PISA ESTA MUY INCLINADA. Un argumento del porque debe restaurarse.

Deja un comentario

El Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos, más conocida en el mundo de la educación como PISA, ha sido objeto de fuertes críticas en los últimos años. La evaluación PISA se aplica cada tres años a estudiantes de 15 años de edad de todo el mundo, evaluando habilidades en lectura, matemáticas y ciencias. Los resultados de las evaluaciones PISA influyen fuertemente en las políticas educativas que muchos gobiernos implementan como resultado de las puntuaciones obtenidas, aunque los críticos dicen que las pruebas son deficientes y los resultados no deben ser tomadas en serio. El año pasado, decenas de investigadores y académicos de todo el mundo, escribieron una carta abierta a Andreas Schleicher, director del Programa de Evaluación Internacional de Estudiantes, instándolo a suspender la aplicación de PISA hasta que un nuevo examen puede ser creado. (Aquí la carta )

Al leer sobre la controversia desatada en torno a la evaluación, me pregunto si PISA debe ser restaurada. La respuesta podría sorprendernos, de acuerdo al artículo publicado por dos investigadores educativos: Pasi Sahlberg (pasi_sahlberg) profesor visitante en la Escuela de Educación de Harvard y autor de Lecciones finlandeses 2.0.  Andy Hargreaves (HargreavesBC) profesor en Lynch y Carroll School of Management en Boston College y coautor de “edificante Liderazgo”.
Aquí el artículo mencionado:
¿Qué pasaría si las tres cuartas partes de los estudiantes de las escuelas en Estados Unidos asistieran voluntariamente todos los días, después del horario habitual de clases,  a tomar asesorías para aumentar su conocimiento de las matemáticas, la alfabetización y la ciencia? Además de eso, imagino que los estudiantes tendrían que emplear más de dos horas al día para hacer las tareas relacionadas con esas asesorías.  Esto es exactamente lo que hacen los estudiantes  en el envidiado Shanghai, Singapur y Corea del Sur. Los Estados Unidos están golpeando su cabeza contra una Gran Muralla, pues se han puesto como objetivo vencer a estos países en las evaluaciones internacionales de estudiantes.
Desde el año 2000, los países más desarrollados han realizado comparaciones relacionadas con los conocimientos y habilidades de los jóvenes de 15 años en las áreas de lectura, matemáticas y ciencias de acuerdo a los resultados de las evaluaciones PISA.  La prueba ha tenido una tremenda influencia sobre las políticas educativas nacionales. Muchos países cuyo rendimiento ha caído por debajo del standard establecido por la OCDE, quien es el organismo que diseña el instrumento de evaluación, han entrado en “shock PISA ‘, y han realizado ajustes y cambios en sus modelos educativos en aras de aparecer en el top ranking PISA.
A medida que la influencia de esta evaluación internacional aplicada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha aumentado, también lo han hecho las voces escépticas que denuncian la naturaleza y las consecuencias de esta evaluación estandarizada. El año pasado, más de un centenar de académicos de todo el mundo pidieron suspender temporalmente la aplicación de PISA. La Torre de Pisa se inclina. Pero a diferencia de algunos de nuestros colegas, no vamos a regocijarnos si finalmente PISA cae.
Los críticos han planteado tres preocupaciones. En primer lugar, dicen, que el ranking PISA de países tiene consecuencias negativas para los sistemas escolares. Provoca exceso de confianza en las pruebas estandarizadas y un estrechamiento de aprendizaje a lo que se mide fácilmente. En segundo lugar, la OCDE y, por tanto, PISA son criticados por ser parciales a favor de los intereses económicos en la educación pública – especialmente alianzas con empresas globales con fines de lucro que buscan oportunidades de negocio con la venta de instrumentos tipo PISA (para la práctica en las escuelas).  En tercer lugar, algunos expertos afirman que hay grandes fallas técnicas con los elementos que componen las pruebas PISA, con la forma en cómo se administran las pruebas, con la forma en cómo se determinan las muestras de los alumnos en algunos países (especialmente en Asia) y con el (mal) uso de las estadísticas técnicas para crear las clasificaciones de los países.
Estamos de acuerdo con estas críticas sobre PISA y sus usos. En términos educativos y morales, la Torre de Pisa no solamente está inclinada , esta en peligro de un vuelco completo. Pero PISA también ha logrado muchas cosas buenas para los estudiantes, las escuelas y las sociedades de todo el mundo y éstos logros no sólo deben ser reconocidos; también deben ser salvaguardados.
Pensemos por un momento lo que sería de la educación global si PISA nunca se hubiera puesto en marcha.
No habría, como lo hubo en la década de los noventas  una serie de países que erróneamente creían que sus sistemas de educación eran los mejores en el mundo y se volvieron referentes para otras naciones.  
Si no fuera por el hecho de que algunos esos países con resultados débiles en las evaluaciones PISA,  entre los que se  incluyen a los Estados Unidos e Inglaterra, las presiones internacionales para más competencia en el mercado entre las escuelas, menos formación universitaria para los profesores, y una mayor normalización del plan de estudios, esos sistemas educativos hubiesen tenido un viaje mucho más fácil.
Por ejemplo, la disminución catastrófica de Suecia en el rendimiento educativo en PISA desde su introducción en las escuelas gratuitas con fines de lucro se ha alejado en el ranking de otros países nórdicos y se han colocado cerca de Inglaterra y los Estados Unidos, con la disminución de la equidad y el rendimiento de los estudiantes estancado. La toma de conciencia pública sobre el asunto, la oposición política y las reformas  aplicadas tuvieron una gran influencia en el reciente cambio de gobierno en Suecia. Esto no habría sido posible sin PISA.
Al mismo tiempo, si no fuera por su alto rendimiento en PISA, nadie habría oído hablar o podido celebrar las características sociales y educativas de Finlandia y Canadá  (nosotros no y aquellos que no firmaron la petición oponiéndose a PISA). Gran parte de la campaña mundial para mejorar el estado y la calidad de la enseñanza se convierte en la evidencia de cómo Finlandia selecciona  y capacita rigurosamente a sus maestros, cuánto les valora políticamente y en toda la sociedad, y cómo les pide colaborar mediante la creación de la mayor parte de la plan de estudios por sí mismos, de forma colaborativa con sus colegas. Ni Finlandia ni Canadá evalúan una y otra vez a los estudiantes, siempre después de cada asignatura y grado tras grado. Tampoco obligan a las escuelas a competir entre sí para la captación de estudiantes y, en última instancia, hasta por los recursos financieros.
La OCDE también ha hecho mucho más que enfatizar las diferencias en el rendimiento general. Se ha convertido en un firme defensor de la equidad en la educación recordándole a los diseñadores de políticas educativas, que los sistemas de educación de más alto rendimiento combinan calidad con equidad.  Sin los datos que PISA ha generado en los últimos años, el apelar al incremento de la equidad no sería tema de conversación política en los sistemas de educación en países que han sufrido la desigualdad, incluyendo los EE.UU.
Estas cosas no hacen pensar que PISA merece su preservación, no terminación. Pero no se esta haciendo lo suficiente para desalentar a los países a partir de la utilización de medidas apresuradas y desesperados por avanzar hacia la cima de la clasificación PISA. En cambio, los paquetes de pruebas PISA ahora se venden a los distritos escolares y países enteros, profesores y escuelas tratan de mostrar que la prueba PISA no mejora la equidad o la calidad de la educación o ponen en entredicho la integridad y la credibilidad de PISA. 
Paradójicamente, las escuelas que tienen éxito en la prueba basada en PISA de la OCDE celebran como si hubiesen adaptado con éxito el modelo de Shanghai o Finlandia, y las escuelas de menor desempeño se avergüenzan por parecerse a los sistemas educativos de Turquía o Chile.
Ya sea que la Torre de Pisa se mantenga en alto como un faro útil para los responsables del diseño de la política educativa o si se caerá, depende también de la cantidad de los gobiernos y la comunidad global de educación que puedan considerar a la evaluación PISA como un instrumento confiable que es inmune a los intereses comerciales e ideológicos. Desde los inicios de PISA, la OCDE ha depositado su confianza en las manos de consorcios internacionales de las organizaciones profesionales que han controlado la forma en que el instrumento PISA se diseña, cómo se recogen los datos y cómo se analizan los resultados.
En diciembre de 2013, la OCDE dio la aprobación de un libro de texto y el diseño de las pruebas al gigante comercial en la educacion, McGraw-Hill como administrador exclusivo de la prueba basada en PISA para las escuelas en los Estados Unidos. 
Un año más tarde se adjudicó a Pearson (otra de las corporaciones de educación global) el contrato para definir lo que se mide en PISA 2018. Al admitir a empresas privadas para el diseño de estas pruebas y para tener acceso a los datos globales sobre los estudiantes y maestros, PISA está más cerca de cruzar  la línea que separa el interés comercial para los mercados ampliados, por un lado, y las mediciones neutrales e independientes y fiables de la salud de los sistemas de educación, por otro.
Además, la forma en que mas y mas países y ciudades asiáticos se añaden  a la parte superior de la torre de Pisa, son métodos muy cuestionados recientemente (colocando  la presión a la baja sobre aquellos que decían que deberíamos imitar los modelos 
asiáticos , a pesar de que son generalmente débiles en la equidad y avanzan hacia atrás en sus enfoques de la educación especial). La torre que una vez se levantó hacia arriba ahora se está convirtiendo ideológicamente inclinada a un grado peligroso.
Por último, cuando los países aprendan de las experiencias de uno a otros, PISA y otras medidas de rendimiento de los estudiantes no deberán de  ser los únicos referentes a tomar en cuenta. Otros indicadores como lo son las medidas de bienestar infantil o los derechos humanos en los que, los Estados Unidos y el Reino Unido lo hacen especialmente bien, también están una serie de países fuera del continente asiático que deberían ser considerados como referentes.
Lo que PISA esta mostrando en Estados Unidos es que, el curso actual de las políticas educativas que dependen de la competencia, la normalización, las pruebas y la privatización de la educación pública es un camino equivocado. Nuestra meta no debe ser dejar a PISA de lado, sino que debemos trabajar para enderezar la torre y colocarla nuevamente en posición vertical, de manera que mediante el uso de una serie de criterios, del uso en forma justa y transparente, estemos en condiciones para identificar y aprender de aquellos que muestran alto desempeño, por ser fuertes en la equidad, la excelencia, en el desarrollo humano, así como el logro probado.
Traducción del artículo publicado por Valerie Strauss, en la edición on line del periódico The Washington Post, 24 de Marzo de 2015 Aquí el artículo original 
 

Formación en ciudadanía digital

1 comentario

 

 

Digital Citizenship en español

Los nuevos valores y la educación

Deja un comentario

Por Eduardo Andere M.*
Presuroso, Balla (Futurismo)

Presuroso, Balla (Futurismo)

 

Estamos en un punto de inflexión en la historia de la humanidad.

Y en el mundo e historia de la educación y el aprendizaje esto es crucial.

IMG_9504

¿Por qué?

Porque los valores están cambiando radicalmente. Cosas que antes eran muy importantes ahora no tienen significancia.   Los niños y jóvenes de hoy vivirán un mundo que apenas si nos podemos imaginar y en el cambio de los valores están los prolegómenos de ese nuevo mundo

IMG_7631

Por ejemplo: el individuo ahora es mucho más egoísta que antes. Y a pesar de que los nuevos currículos del siglo XXI enfatizan el aprendizaje social y la sociabilidad como medidas para esta aislamiento egoísta, el mundo de los negocios, la nueva vida de los medios sociales y los artilugios tecnológicos cada vez más “inteligentes”, nos dan la impresión de que nos conectan más pero en realidad nos aíslan más.

Escalera de la nueva Biblioteca de la Universidad de Helsinki

Escalera de la nueva Biblioteca de la Universidad de Helsinki

 

Los valores de amistad, amor, compromiso y honestidad, están siendo sustituidos, en el mismo orden, por: Facebook, “yoísmo” (yoidad), oportunidad y eficiencia.

La familia está siendo sustituida por las redes sociales; los valores universales, por los valores globales; la educación escolar profunda, por la educación escolar útil; las lecciones de clases por la Academia Khan, las enciclopedias por Wikipedia; y el conocimiento erudito por el buscador de Google.

¿A dónde vas mundo?

IMG_8281

El cambio es bueno. Por ejemplo, el famoso “qué dirán del siglo pasado” fue sustituido por autenticidad. Pero no siempre. El amor, está siendo suplantado por la adoración del “yo”: “Si yo no valgo no soy nada”.

En fin, ahora, en el mundo de la Globalidad y la “Googlelización del conocimiento” es más importante que nunca saber las cosas bien y a profundidad.

IMG_2448

Google sabe listar busquedas pero no sabe distinguir y menos crear. Para ello se requiere conocimiento experto. Transmitir y localizar datos sin capacidad de crear nos hace más superficiales. Crear hoy, en condiciones de tanta superficialidad, es el desafío del siglo XXI.

Los nuevos valores que esta generación le transmite a los niños y jóvenes no tienen que ver con bondad, compasión, esfuerzo, trabajo y honestidad, sino con oportunidad, competencia, viveza, ambición, acumulación y ganar.

Y no es que los valores de antes sean mejores que los de ahora; son diferentes y darán pie a nuevas familias, sociedades, escuelas, currículos y empresas. Vale la pena sentarse a pensar un rato sobre este proceso.

Si no entendemos este cambio, el cambio nos ganará.

*El autor es profesor investigador visitante de la Universidad de Nueva York.

Blog del Dr. Andere

Volver a empezar

Deja un comentario

Este día me toco presenciar el relanzamiento de una iniciativa que busca integrar la modalidad b-Learning en escuelas públicas del nivel básico en Baja California. El proyecto, llamado escuela-net tiene como uno de sus objetivos principales poner al alcance de los estudiantes recursos didácticos apoyados por TIC en un entorno digital construido a la medida empleando como base una plataforma tecnológica diseñada a la medida y que contiene una serie de componentes que permiten la interacción alumno-alumno, alumno-maestros, maestros-maestros, maestros-padres de familia.

Siempre hemos defendido la tesis de que la tecnología educativa debe ser transparente, es decir, utilizada como medio y no como fin. Lo mas importante tal vez no sea el dispositivo tecnológico, sino lo que hay dentro, en otras palabras, las actividades de estudio que desarrollen el pensamiento crítico de los estudiantes. 

Ahora que el nuevo secretario de educación voltea y pone atención a esta iniciativa, es de arranque un buen inicio, pues como él lo expreso, “la educación no puede ni debe sustraerse de la utilización intensiva de las tecnologías de la información y la comunicación”. 

¿Cómo participamos desde la sociedad civil en este tipo de iniciativas?

He impulsado la formación y actualización docente a través de los encuentros académicos desde 2010. Estos encuentros académicos permiten que el docente se acerque a las buenas prácticas en el uso de la tecnología educativa y obtenga certificaciones en habilidades digitales. Hemos avanzado lentamente, pues la masa crítica de  docentes en actividad pertenecen al sistema educativo estatal (primaria y secundaria), y hasta ahora, no permiten que agrupaciones externas intervengan en procesos de actualización y formación docente. 

Al final del día, pienso que nunca es tarde para volver a empezar. Para lograr el éxito esperado, estamos obligados desde la sociedad civil a apoyar e impulsar que estos proyectos continúen con una visión de mediano y largo plazo. 

Julio Avilés 

Presidente ABTE

Nota informativa del SEE publicada esta tarde.

INICIA SECRETARIO DE EDUCACIÓN SEGUNDA ETAPA DE ESCUELANET





  • Es una plataforma digital interactiva que fortalece la calidad educativa

MEXICALI, B. C.- Miércoles 4 de marzo de 2015.- El Secretario de Educación y Bienestar Social, Dr. Mario Herrera Zárate, dio el “click” de arranque de la segunda etapa del proyecto EscuelaNet, plataforma digital interactiva del Sistema Educativo Estatal que busca impulsar la modernización y elevar la calidad educativa en el Estado.

En este acto realizado en la Escuela Secundaria No. 5, “Doctor José María Luis Mora”, donde inició el proyecto,  Herrera Zárate ratificó el compromiso del Gobernador Francisco Arturo Vega de Lamadrid de consolidar dicho proyecto en el nivel de secundaria y aplicarlo en el resto de la educación básica.

El objetivo de este proyecto, iniciado en diciembre de 2013, es enlazar por medio de las tecnologías de la información y comunicación a todas las escuelas de educación básica y media superior del Estado para dar la oportunidad a maestros, alumnos, padres de familia y autoridades de mantenerse comunicados y acceder a los recursos y beneficios de la sociedad del conocimiento.

Comentó que el reto es aprovechar con oportunidad el talento y el nivel de nuestros maestros y alumnos para convertir los sueños en realidades por la vía de la educación.

El Secretario de Educación señaló que con alianzas estratégicas como las que se establece con organismos empresariales e instituciones diversas para el desarrollo de EscuelaNet se fortalecerán las estrategias que consolidarán una educación integral para los niños y jóvenes bajacalifornianos.

Ante maestros, directores, representantes de asociaciones, miembros del Consejo Coordinador Empresarial y de la Coalición por la Participación Social en la Educación, el Secretario indicó que este es el año de consolidar proyectos como el de las tecnologías de la información.

Por su parte, Everardo Basilio Medina, Director General del Centro de Desarrollo y Servicio de Tecnología Educativa, expuso que la meta del proyecto es integrar lo más avanzado de las tecnologías de la información a las escuelas, combatir la brecha digital y brindar acceso a todos los mexicanos a la conectividad.

Señaló que desde Isla de Cedros, pasando por San Felipe, Puertecitos, Los Algodones y en la ciudad, varias escuelas se encuentran conectadas gracias a esta tecnología.

Durante el acto, la alumna Valentina Teresa Zambrano, la madre de familia, Carolina Sade Mardini, la maestra Marisol Jáuregui y el Jefe de Enseñanza, Pedro Zavala, mostraron cómo se aplica y ayuda a una educación más práctica e interactiva este proyecto.

Acompañaron al Secretario al arranque y demostración de EscuelaNet, Alfredo Postlethwaite, dirigente de la COPASE; Amparo Aidé Pelayo Torres, Subsecretaria de Educación Básica del SEE; Francisco Fiorentini Cañedo, Presidente de COPARMEX; Ginés Diez López, Presidente de la Comisión de Desarrollo Tecnológico de Mexicali; Prudencio Rodríguez, Coordinador de la Carrera de Ciencias de la Educación de la UABC; y Julio Avilés Romero, Presidente de la Asociación Bajacaliforniana de TIC en la Educación.

LA CLASE INVERTIDA: ¿ESTA LISTO?

1 comentario

En esencia, “El aula inversa” se refiere a ciertos aspectos de la enseñanza que se mueven fuera del aula y en el espacio de las tareas. Con el advenimiento de las nuevas tecnologías, en concreto la posibilidad de grabar con dispositivos digitales, lo que llaman “screencasts”, los videos de instrucción se han convertido en un medio común en el aula inversa. Aunque no se limita a los vídeos, una clase invertida más a menudo aprovecha diferentes formas de videotutoriales publicados en Internet dirigidos a los estudiantes.

 

A pesar del reciente boom, impulsado principalmente por el trabajo de Salman Khan y difundido ampliamente en TED talk, la instrucción inversa no es de ninguna manera una nueva metodología. En el siglo 19, el General Sylvanus Thayer creó un sistema parecido en la academia militar de West Point, donde los estudiantes de ingeniería, dado un conjunto de materiales, fueron los responsables de la obtención de los contenidos básicos de la asignatura antes de venir a clase. Después, el espacio del aula se utilizó para el  desarrollo del pensamiento crítico y resolución de problemas en forma grupal.

LO POSITIVO

Los defensores del aula invertida ponen énfasis en su potencial como herramienta para el ajuste de tiempos de instrucción. Jac de Haan, autor del blog de tecnología con intención lo escribe bien:

“… El enfoque de la enseñanza inversa es diferente de otros ejemplos en los que la tecnología en sí misma no es más que una herramienta para la comunicación docente-alumno. La clase invertida permite a los educadores aplicar diferentes modos de instrucción a fin de satisfacer las necesidades individuales de los estudiantes, además de permitirle al docente invertir más tiempo de  aula centrado en la colaboración y mejora  del pensamiento crítico”.

LO NEGATIVO

Los críticos de la clase invertida (flipped classroom)  argumentan que la instrucción en línea pone a los estudiantes que no tienen acceso a Internet en desventaja.

Por otra parte, si se han suministrado materiales en clase o a través de videos instruccionales, la conferencia magistral sigue siendo una mala forma para transferir la información.

Personalmente, creo que el boom de la clase invertida está un poco fuera de proporción. El aula inversa es un concepto simple que no necesita título. La buena enseñanza, independientemente de la disciplina, siempre se debe limitar la transferencia pasiva de conocimientos en clase, y promover entornos de aprendizaje que fomenten la  investigación, colaboración y el desarrollo del pensamiento crítico. Nosotros, como educadores, debemos esforzarnos para guiar a los estudiantes a través de situaciones desconcertantes, y lo más importante, trabajar con otros docentes para desarrollar las habilidades pedagógicas requeridas para llevar todo a la práctica. Teniendo esto en cuenta, la buena enseñanza puede originarse de muchas formas, y la mentalidad de la clase invertida puede ser una de las muchas soluciones para los educadores.

Como instructor de matemáticas, me encuentro ante un  camino que se bifurca en dos direcciones. El profesor de la asignatura en mí está profundamente comprometido con  la innovación, y empoderamiento de mis estudiantes con las habilidades necesarias para construir y probar sus propias ideas. El maestro innovador que subyace en mí teme el envío de mis estudiantes a la aplicación del examen ENLACE por haber cubierto sólo una parte de todo el contenido requerido para esa evaluación estandarizada. Dada esta tensión, he encontrado la fusión de los aspectos del aprendizaje por indagación e instrucción que se basa en videos instruccionales que he construido desde hace 2 años,  los cuales me ayudan a dirigir mis esfuerzos a ambas necesidades. Mi blog es la vía que utilizo como método de clase invertida, en un proceso de aprendizaje por descubrimiento e indagación. El aula invertida es posible en tanto los estudiantes dispongan de dispositivos móviles o fijos en casa.

REFLEXION

Si, como yo, usted está interesado en el uso de los aspectos de la clase invertida para resolver un problema en su práctica, le invito a reflexionar sobre los siguientes puntos antes de decidir por la metodología del aula invertida:

Paso 1: Identificar su estilo de enseñanza actual o deseado.

Paso 2: Hágase esta pregunta: Dada mi estilo, utilizo el tiempo de mi clase para enseñar a bajo nivel, conceptos  o algorítmicos de procedimientos?

Paso 3: En caso afirmativo, empiece  por la creación de oportunidades para que los estudiantes obtengan esa información fuera del aula.

Paso 4: Incluir un sistema que fomente la reflexión y síntesis de lo aprendido que esté basado en tareas.

Espero que los pasos anteriores le sean de utilidad. Como todos sabemos, la enseñanza puede ser un acto poderoso y en muchas ocasiones con un estilo muy personal, en el que el camino correcto es tan diverso como los estudiantes con los que trabajamos.

“La buena enseñanza no puede reducirse a una técnica, una buena enseñanza proviene de la identidad y la integridad del profesor.”

Les compartiré una anécdota de mi vida personal. Este verano empecé a sentir molestias en uno de mis dientes. Acudí al cirujano dental que un buen amigo me recomendó. Como lo temía, tuve que acudir a varas sesiones, pues eran varios dientes los que estaban dañados y en uno de ellos, la caries había causado tal efecto, que se me tuvo que practicar una endodoncia.

Durante todo el proceso, me quedé muy impresionado con la confianza y el conocimiento de mi cirujano dentista. Entonces fue que me di cuenta: ¡Mi cirujano dentista seguramente tuvo a un profesor!  Aprendió cómo llevar a cabo una cirugía en la escuela! Un instructor le enseñó cómo hacer eso, algo que es muy importante, de una manera muy eficaz! Como profesor, tengo el presentimiento de que mi cirujano no aprendió cómo restaurar mi dentadura solamente adquiriendo información de forma pasiva a través de un libro de texto o una conferencia magistral. Más bien, estoy seguro de que su confianza y habilidad fue cultivada a través de horas de investigación, ensayo y error, con instructores  a su lado todo el camino. En resumen, estoy seguro que aprendió en el hacer y no solo del escuchar y observar.

Debemos esforzarnos por ser facilitadores, mentores y guías para nuestros estudiantes, como si para lo que les estamos preparando, al igual que mi cirujano, fuera la voluntad para enfrentar situaciones cambiantes día con día. Cualquier metodología de enseñanza que amplifique este papel es un paso en la dirección correcta.

JULIO AVILES ROMERO

Presidente de ABTE

 

*Referencias:

To Flip or Not to Flip.

Modifying the Flipped Classroom

 

Older Entries Newer Entries